Make your own free website on Tripod.com
www.comunadecoihueco.tk • Edición del día
  MENÚ
 
NUESTRA CUIDAD (Hola Peñis)  
  Página Principal
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
   

 

Coihueco Indigena (Vol.1)
   

1. LOS INDIOS CHIQUILLANES DEL ANTIGUO PASADO COIHUECANO

Los cronistas de la Conquista de Chile, como lo fue el sacerdote jesuitas Luis de Valdivia, dan cuenta de la existencia de una belicosa tribu, ubicada en los ríos Itata y Chillan, que forman una suerte de ángulo abierto hacia el oriente montañoso, de donde descendían dichas hordas. Según sus datos, registrados en su obra "ARTE Y GRAMÁTICA GENERAL DE LA LENGUA QUE CORRE EN TODO EL REINO DE CHILE", publicada en 1606, en el Perú, los Chiquillanes recibían el nombre de milicayac por parte de los incas, quienes no pudieron conquistar sus fértiles territorios. Al menos en el año 1594, aquellos indios del curso superior del río Nuble, eran guerreros muy ágiles y sueltos, que llevaban vida nómade y extraordinariamente diestros para la caza: perseguían a pie los abundantes guanacos y aves de la precordillera Coihuecana. 

Esta extraña tribu pikunche ("gente del norte") fue la barrera infranqueable que detuvo el imperialismo expansionista de los incas. En efecto, en el territorio ubicado entre os ríos Maule y Bío-Bío, las huestes incásicas encontraron vigorosa resistencia. Libróse una batalla que duró cuatro días, después de la cual el Inca volvió al río Maule, que fijó como limite sur del Tawantinsuyo (1). Tardíamente habrían pertenecido, por filiación cultural, al área pan-mapuche, "civilización" indígena que floreciera más al sur, entre el Bío-Bío y el Toltén. Hablaron su idioma —el mapudungun—, participaban de su misma concepción místico cosmológica y tenían idéntica organización y usos sociales.

El apelativo de chiquillán— al igual que la cultura mapuche — correspondería a un destacado jefe o ulmén asentado en esa determinada zona luego de alguna incursión bélica. Con toda probabilidad, el nombre patrionímico aplicado por extensión a la tribu, fue el de "chillañanku", rapoza -aguilucho, animal legendario de los antiguos indígenas, probablemente nombre de algún gran cacique. (Chuiquillán y Chillan, no serían más que dos contracciones españolizadas del nombre citado).

Otra posible traducción del término, pudiera igualmente derivar de "chiquin-llán", es decir: "caerse lo que se lleva a cuestas", aludiendo o al carácter movedizo del terreno por los frecuentes sismos, o bien, al caerse parte de los abundantes botines propios de los también frecuentes "malones y asaltos. Porque la fiera fama de los chiquillanes, les llevó a ser estimados como la tribu "más bárbara de todas las chilenas" en opinión de FELIPE GOMEZ DE VIDAURRE (Historia Geográfica, Natural y Civil del Reino de Chile.- 1889 p.300). Así pues, resultaban habituales las incursiones de represalia, perpetradas en las primeras casas de campo o en las modestas ciudades como lo fue Chillan o Penco.

La importancia nacional de Coihueco reside en queen esa escordillera se desarrolló una de las más dramáticas luchas por la libertad de SER que protgonizó el pueblo mapuche - pewenche. Estos murieron en la grupa de sus cabalgaduras que se retiraban sin aliento hacia las grutas delos Andes. Los indígenas coihuecanos terminaron - en insólita paradoja- aliándose con sus enemigos, los montoneros del Rey de España. Ambos buscaron trascender en pos de un ideal guerrero. Ambos optaron morir para renacer juntos en la nueva sangre criolla y mestiza, la misma que resurge en cada niño de Coihueco.

En verdad, los indígenas del valle del Nuble fueron algo menos belicosos que sus hermanos mapuche-araucanos, pero más combativos que los pikunches del norte. Expertos en las artes bélicas, tenían un variado conjunto de técnicas para la fabricación de armamentos. Así lo atestigua ALONSO DE OVALLE en 1644:

" Las armas que usan son picas, alabardas, lanzones, hachas, martillos, mazas barreteadas, dardos, saetas, arco, flecha y bastones, lazos de nervios y fuertes mimbres y tiros que arrojan piedras ("boleadoras"). La caballería pelea con lanza y adarga, el cual uso deben al español... Usan de fuertes y duros corseletes, peto, espaldar y faldones, y uno a manera de fállete, grebas, brazaletes, golas, capacetes, morriones y celada de diversas hechuras, hecho todo esto de cuero de toro crudo, que después de seco queda casi tan impenetrable como armas de acero... " .

Según LATCHAM, el linaje pikunche del antiguo Chile central, basaba en un incipiente sistema social en el matriarcado o filiación materna, con alguna tendencia hacia patriarcalismo. Sus grupos totémicos (linajes bajo la protección de cierto espíritu animal) se unían en lebos naturales (un lebos era un tipo de célula o parcialidad civil gobernado por un jefe o ulmén), sin gobierno central ni organización estatal.    Sólo en tiempos de guerra se agrupaban en un "aillarehue". Alto Consejo de Defensa, compuesto por nueve rehues" o "lebos" y presidido por un "toki".
Su concepción guerrera de la vida y existencia humana, aquel estado de alerta permanente en todos los planos del ser, llevó a los chiquillanes primero y a los pewenches después, a no dedicarse al cultivo sistemático de la tierra, pues la agricultura necesariamente los habría sedentarizado en lo físico y en lo moral. Recolectaban pues, frutos y raíces silvestres, y se dedicaban a la caza y la pesca fluvial. Vivían en ranchas de huinchas y en toldos de cuero. Practicaron una alfarería sencilla no ornamental, base histórica del mismo arte que se practicara en Roblería hasta no hace mucho tiempo (alrededor de la década del 40). Igualmente el tejido fue otra actividad artesanal importante. Con semejante calidad en Los motivos y colores del telar mapuche, el tejido chiquillán-pewenche, hecho en lanas y fibras, presentó notable desarrollo, perpetuándose la tradición artesanal hasta nuestros días. El historiador CARBALLO GOYENECHE, a fines del siglo XVIII, llegaba a decir que "en la provincia de Chillan... apenas habrá una casa sin telar".

* Recopilación obtenida del libro "COIHUECO DOS RAÍCES DE UNA CULTURA (1552-1996)" Autor el profesor  Ziley Mora Penroz*

   
   
 
   
   
   
     
   
   
© 2005 www.comunadecoihueco.tk • Todos los derechos reservados  
   
 
 
 

© 2005 Romel Navero (9-6925067)• Todos los derechos reservados