Make your own free website on Tripod.com
www.comunacoihueco • Edición del día
  MENÚ
 
NUESTRA CUIDAD (Hola Peñis)  
  Página Principal
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
   

 

Coihueco Indigena (Vol.6)
   

2. LA CIVILIZACIÓN PEWENCHE DE LA MONTAÑA DE COIHUECO:

II. ALGUNAS ETAPAS Y ACTUACIONES HISTÓRICAS DE LOS PEWENCHES COIHUECANOS

 

Año 1536. Posible participación pewenche en la batalla de Reinoguelen. Las tropas españolas venían desde el norte comandadas por el adelantado capitán GOMEZ DE ALVARADO. Este es rechazado en la confluencia de los ríos Ñuble e Itata

Año 1563.Primera referencia explícita de los pewenches, hecha por PEDRO MARINO DE LOVERA. Advierte —según lo investigado por Alvarez— que los mismos indios de frente a Angol "habitaban más al norte y a causa de sus incursiones a las estancias y haciendas de los españoles entre el Maule y el Itata y de las malocas que hacían a los indios pacíficos de Nuble, llevándoles sus mujeres y sus hijos, se fundó en 1565 el fuerte de San Ildefonso a orillas del río Chillan, el que fue quemado por los indios pocos años después.

Año 1580. El gobernador Rodrigo de Quiroga (1575 - 80), para contener dichas incursiones, mandó a su lugarteniente y yerno Mariscal Martín Ruiz de Gamboa fundar una ciudad-fortaleza, bautizada como SAN BARTOLOMÉ. María Vicuña agrega:

"Dice Carvallo Goyeneche que Martín Ruiz de Gamboa se hallaba en Concepción, pero que no pudo descansar en ella porque los pehuenches infestaban la provincia de Chillan y tuvo que mover su ejército hacia la cordillera. Batió todas aquellas llanuras y las limpió de bárbaros que las hostilizaban y fundó la ciudad de San Bartolomé de Gamboa"

Año 1584. A pesar del castigo anterior, las fuentes informan que en este año, los pewenches irrumpieron nuevamente a los llanos y hostilizaron a los pobladores de la nueva ciudad. Afirma Córdoba y Figueroa que "el gobernador, por octubre de 1584, vino a la ciudad de San Bartolomé, adonde le esperaban las tropas de españoles y auxiliares, para castigar a los cordilleranos de su distrito que se habían sublevado y junto
con los pehuenches tenían en continuo desasosiego a todo el vecindario "

Año 1593. María Vicuña dice, por documentos existentes en su poder aún no se han publicado: "Desde el año 1593, en el primer Parlamento celebrado por el gobernador don Martín García Onez de Loyola, toman parte los pehuenches, indios que se extendían hasta más allá de la falda oriental de la Cordillera"

Año 1599. La prisión del cacique pewenche Millachinge de la encomienda de Coihueco, y las crueldades del español Diego Serrano intensificaron el disgusto de los indígenas . El 13 de Septiembre de 1599, unos 2.000 indios asaltaron e intentaron incendiar y destruir todo Chillan, en cuya defensa entregaron sus vida Ana María Aldonza y Leonor Toledo Mejías, cayendo prisionera Bernardina Toledo M. y otras 32 mujeres, muchos niños y sacerdotes. Fue éste el primer episodio documentado que habla de "cautivas" en el botín bélico de los pewenches. El dato es muy importante, pues resulta ser el primer cruzamiento genético indígena-hispánico en nuestra zona coihuecana. El superior mercedario R.P. Salinas fue decapitado. Murieron cinco soldados y la población civil se refugió en el fuerte.

Otro cacique Quilacán "llevó muchos cautivos el 10 de Abril de 1599, y el gobernador Quiñones culpó de ese desastre a F. Jufré del Águila, por cuyo motivo lo reemplazó por Miguel de Silva quien logró reemplazara muchos de los prisioneros. Fue secundado por Tomás Olavarría y el alcalde ordinario Alvarez de Toledo; éste último había sido uno de los más perjudicados por los indios.

Año 1600. En enero de este año, otros 3.000 indígenas pewenches volvieron a atacar la ciudad. Fueron rechazados y perdieron 100 hombres. Fue defendida por la guarnición del fuerte, al mando de Luis de Jofré, José de Rivera y Juan Martínez de Leiva. El toki PAILLAMAKY repitió el asalto ese mismo año.

 Año 1616. Regreso de los pehuenches para llevarse más cautivos. El gobernador Cristóbal de la Cerda debe construir obras de defensa el año 1621.

 Año 1627. El gobernador Luis Fernández de Córdoba —según María Vicuña— "envió en 1627, al lado oriental de los Andes, una expedición de 200 españoles y muchos indios auxiliares, que penetraron por entre las tribus de los pehuenches y continuaron su campaña hasta los puelches".

 Año 1628. El cacique mapuche LIENTUR ataca Chillan "maloqueándola" por las espaldas. Para esta operación obtiene el total concurso y apoyo de los pewenches del oriente subandino. Rosales desmiente que a Lientur le hayan colaborado los puelches:

 "los pehuenches fueron los que le dieron paso y le vinieron acompañando"; "y así para castigarlos envió al sargento Mayor Juan Fernández y al Capitán Domingo de la Parra". Esta persecusión resultó inútil (hecha por más de 300 hombres) escapando Lientur de nuevo por la Cordillera.

 Año 1629. Regresa LIENTUR a maloquear Chillan de la misma forma anterior: mediante el acceso Este. Lo persiguió el 10 de Abril el corregidor Sánchez Osorio, quien fue obligado a un combate el día 11, cuando ya estaban cansados sus caballos. En el combate perecieron el dicho Sánchez, su hijo, un yerno y seis soldados. Las cabezas de éstos fueron llevadas como trofeo por el toki.

 Año 1651 y 1653. El famoso jesuíta Diego de ROSALES descubre la extensa nación pewenche. Apunta:

"Desde los confines del Perú, por espacio de 200 leguas, está despoblada la cordillera hasta que, en la altura del 38, han asentado su alojamiento los indios peguenches y por muchas partes tienen paso lo más del año, como por lo del cacique Guembalí (Huenpali), Guinobilu (Huenuvilu), Cadelmilla y los indios de guerra, aunque haya mucha nieve, passan poniéndose unos zapatos, que hazen de coleos (colihue), anchos como chapín (chanclo), con que passan, sin hundirse, cuando quieren"...

 Vence estos volcanes de la Villarrica y Epulafquen (Lanín), donde habitan pewenches, desde las pampas de Córdoba y desde el Nacimiento".

 Año 1655. A principios del año 1655, San Bartolomé de Chillan sufrió durísima prueba a raíz del alzamiento indígena generalizado desde el Maule al Cautín. La gran movilización pewenche y mapuche fue causada por las actitudes del gobernador Antonio Acuña Cabrera y sus cuñados los hermanos Salazar. En los primeros días de ese año, Chillan fue incendiada por INAQUEPU, LONCOMILLA y QUELUTARO, fieros caciques que cortaron sus abastecimientos y la sitiaron haciendo gala de los mejores recursos de las grandes estrategias armadas de la Historia. Cundió además la peste. En un cabildo de emergencia, autoridades y HABITANTES acordaron dejar la ciudad, marchando los más hacia Santiago y otros a Concepción e Itata. Los indígenas destruyeron totalmente la abandonada ciudad, que vio interrumpida, casi por diez años, su vida urbana. La Real Audiencia —según resume Muñoz Olave y posteriormente Martínez Labatut— y el Cabildo de Santiago, junto con acordar enviarles auxilios, prohibieron que los afligidos chillanejos avanzaran más allá del río Maule y tuvieron que permanecer en rústicas viviendas, mientras el mestizo Alejo mantenía agresiva
lucha, desde el Maule al Bío-Bío.

Año 1657. En un nuevo e intempestivo asalto de los pewenches orientales, el 15 de mayo de 1657, cayeron prisioneros 300 españoles e indios de servicio.

Año 1663. Pacificación temporal de la zona occidental del llano y subcordillera de Chillan. El nuevo gobernador. Ángel de Peredo, ordenó el retorno de los chillanejos para reconstruir sus antiguos lares.

Año 1697. En esta fecha, el Gobernador Tomás Marín de Poveda, acuerda mandar  misioneros a ¡a provincia de los pehuenches.."
Primera incursión evangélico-pastoral a esas indómitas tierras, cuyo fruto principal fueron las misiones y los trabajos de la hacienda de Cato en manos de los jesuítas.
En cédula del 11 de mayo de 1697, se instituyó la "JUNTA DE MISIONES DE CHILE", para atender a la pacificación, liberación de tributos, conservación de mandos locales de caciques y educación de sus hijos. Tales fueron los términos del Parlamento De Choque—Choque (cerca del actual Temuco). La educación estaría a cargo de la Compañía de Jesús, y en colegio especial se les enseñaría lectura, escritura y gramática castellana, idioma araucano, aritmética y moral.

* Recopilación obtenida del libro "COIHUECO DOS RAÍCES DE UNA CULTURA (1552-1996)" Autor el profesor  Ziley Mora Penroz*

   
   
 
   
   
   
   
© 2004 comunacoihueco • Todos los derechos reservados  
   
 
 
 

© 2004 Romel Navero (9-6925067)• Todos los derechos reservados