Make your own free website on Tripod.com
www.comunacoihueco • Edición del día
  MENÚ
 
NUESTRA CUIDAD  
  Página Principal
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
   

 

Creencias Mágicas (Vol.2)

CREENCIAS MÁGICAS ANTIGUAS EN TORNO AL MUNDO DE LOS MUERTOS

1) Los difuntos anuncian su muerte en el momento en que ésta ocurre. Gustan de avisar particularmente a sus seres queridos, familiares, compadres y amigos. Estos, aunque estén dispersos y alejados por grandes distancias, sienten golpear tres veces la puerta, escuchan inexplicablemente su voz, sienten sus pasos, evocan sus palabras o figura de manera súbita y aparentemente sin motivo; o si están durmiendo, el finado se encarga de visitarlo a través del sueño Las madres poseen un vínculo especial con sus hijos durante toda la vida de éstos, actualizándose al momento de morir: la madre percibe e intuye el fatal instante.

2) Los muertos, regresan. El espíritu —o más precisamente el fluido anímico o "alma"—vuelve a los lugares más frecuentados en vida. En Coihueco, como en la generalidad del campo chileno, existe la persuación que algunas "almas penan" y pueden manifestarse o materializarse. Esta presencia se hace más ostensible cuando se trata de difuntos asesinados o muertos súbitamente antes de dar cumplimiento a algún importante
compromiso.

3) Hay gente rara en el mundo que son "muertos en vida". El alma, según cierta tradición campesina de origen indígena, puede abandonar al cuerpo antes que éste muera efectivamente. Se piensa que hay personas capaces de perder su alma y su conciencia producto de algún embrujamiento poderoso o merced a un impacto emocional o moral demasiado fuerte. 

4) Existen individuos que han practicado en su cuerpo ciertos ritos protectores para hacerse invulnerables. Según expresión de CLAUDINO URRUTIA, informante de Relbuncó, hubo bandidos en Coihueco que "tenían oración en el cuerpo". Fue el caso, según señala, del "Bandido Belmar" quien —al ser acorralado y acribillado por sus perseguidores— "a pesar de tanta bala no podía morir. Hubo que sacarle las oraciones; entonces entregó el alma". "Ese hombre estaba "cargado" con oraciones de brujo hechas al lado izquierdo" . El fenómeno habría que conectarlo necesariamente con un antiguo rito de iniciación guerrera mapuche, hecho en secretas grutas cordilleranas, donde a los grandes tokis "se les arreglaba el corazón", y se les concedía el don de la invulnerabilidad: Los jóvenes "koná" (guerreros) atravesaban la Cordillera buscando en ella y en la extensa Pampa argentina el mágico remedio del "üku puerta", un tipo de piedra pulverizada que se incrustaban en la piel a modo de tatuaje sagrado.

5) Ciertas ánimas se dedican a hostilizar a algunos parientes o a ciertos individuos que detestaron en vida. Porque en el otro plano, siguen sujetas y amarradas a sus mismas posesiones anteriores. En las noches, pugnan por ocupar su antigua cama, botándole las frazadas al nuevo ocupante. A veces, optan por manifestarse como fugaces centellas incandescentes. Para que cesen los hostigamientos recomiendan "palabriarlos"; es decir, lanzarles insultos de grueso calibre.

6) El aullido continuado e intempestivo del perro de la casa puede estar anunciando la muerte del amo o de alguien de esa casa o vecindad. Lo mismo, si el perro se pone de espaldas repetidas veces y alza las patas: se dice que "hace ataúd".

7) Si alguien es azotado por una gran culebra, tocado con la lengua de un culebrón o con la cola de "la víbria" (víbora), muere casi instantáneamente.

8) El que echa al fuego una culebra y se le ve las patas, muere irremediablemente. Es como tener una "visión sobrenatural" propia de los momentos supremos y raros de la existencia.

9) Cuando canta y emprende el vuelo una perdiz en pleno patio de la casa.anuncia y presagia la muerte o enfermedad segura de uno de los moradores. Así ocurrió con la muerte de Doña CLOTILDE CAMPOS CALDERÓN, conocida vecina durante la primera mitad del siglo.

10) Cuando entra a la casa o a alguna habitación una mosca grande del tipo moscón azul, anuncia que pronto va a suceder allí un deceso, una muerte o bien que alguien cercano a la familia acaba de morir. Cabe hacer notar, que esta creencia es de origen mapuche. La mosca o moscón azul —"kallfüpellomeñ"— es tenido como el alma de un gran antepasado que viene a entregar un mensaje.

11) Si el Chonchón, Tué-tué o Chuncho se para en algún árbol del patio o en el techo de la casa donde hay un enfermo, presagia su muerte inminente. Junto a esta "ave de brujería", existen otras aves agoreras, como el trewle, el huairavo y el chucao.

12) Cuando una persona está próxima a la muerte, aunque demuestre plena salud, despide un particular "olor a cadáver". Asimismo, si un experto (como lo era el curandero-brujo de gran fama en la región de Coihueco, JOSÉ MARÍA MALVERDE') saborea con la punta de su lengua la sien izquierda y la encuentra más salada que lo habitual, se le pronostica pocos días de vida. 

13) Si se siente el golpeteo insistente y el grito de "Colo-colo" bajo el piso de la casa, y al golpearse este, el ruido se corre, está anunciando muerte, ruina, enfermedad o mala suerte. Frente al presagio del Colo-colo, debe recurrirse a un exorcismo con oración y agua bendita. Así lo prescribe la usanza tradicional.

14) Si el experto examinador de la orina (-el "meico" que diagnostica por uroscopia, como también lo fue Malverde) ve en ella cuatro luces, está en condiciones de asegurar que su paciente va a morir muy pronto, producto de que el "mal se encuentra muy pasado".

15) Las ánimas-fantasmas se aparecen primeramente como "un bulto chico, que mientras más se ve, más crece, hasta convertirse en algo gigantesco que aplasta a quien lo está observando".

16) Existe una clase de ánimas particulares que gustan salir a las doce del día a jugar con los niños. En algunas ocasiones les provocan grandes sustos, haciéndolos enfermar de cuidado. Los adultos, a lo más, sólo perciben un bulto blanco. Probablemente, la tradición procede de uno de los "mitos anchimallén" araucanos. Se trata de un duende maligno y travieso que al mediodía gusta jugar con los niños, provocándoles vómitos
y terror nocturno.

 

    Comuna de Coihueco
     

   
   
 
   
   
   
   
© 2004 comunacoihueco • Todos los derechos reservados  
   
 
 
 

© 2004 Romel Navero (9-6925067)• Todos los derechos reservados