Make your own free website on Tripod.com
www.comunacoihueco • Edición del día
  MENÚ
 
NUESTRA CUIDAD  
  Página Principal
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
   

Mitos y Leyendas del Antiguo Coihueco (Vol.4)

Introducción

¡¡Hello!!, prepárate para la Cuarta parte de los Mitos, ¡Disfrútalos!!

Las Sirenas del Río Cato

En muchos lugares de Coihueco existe la firme persuasión de que determinados espacios están poblados por seres o "espíritus" de la naturaleza. Son los llamados "Elementales". así como la sirena del cato o el guardián de la cueva de las placillas (los Queñes), son seres casi inmateriales dotados de razón y de poder, que en ocasiones cobran forma humana y animal y se hacen visibles. Los hay benéficos, como los Ángeles, y maléficos como los demonios. Según la tradición, tanto autóctona de Chile como la occidental europea, en otro estadio está las diversas clases de genios; Los hay que ayudan a los seres humanos (A manera de Ángeles) y no faltan los que persiguen y producen males y calamidades (Cual demonios). Es el caso por ejemplo del duende, el "Trauko Coihuecano". En otro orden también existen los espíritus dé los humanos que después de la muerte, desprovistos ya de la envoltura carnal, vagan por mundos y espacios aun desconocidos por los mortales.

Uno de los mas famosos espíritus elementales de la naturaleza en el comprendido bajo el nombre europeo "Sirena", que corresponde al elemental del agua. En lengua nativa araucana el termino y la realidad era conocida como "Shompalwe" o "Shumpall". La sirena o Shumpall-que en la cultura mapuche también puede adoptar una forma masculina- es el nombre mas popularizado de cualquiera de las "Ondinas" o ninfas marinas que pueblan las aguas ancestrales del viejo continente y del nuevo. Las ondinas o ninfas casi siempre se representan por la figura de una hermosa mujer que surge de un lago o remanso de río desnuda, con una larga cabellera flotante y húmeda. De entre ellas se destaca la sirena propiamente tal, con busto de mujer y cuerpo de pez. Todos los relatos coinciden igualmente en el dulce canto seductor de las sirenas para atraer y hacer zozobrar la seguridad de los navegantes o del varón hechizado por tanto encanto. Deben su origen a las tradiciones griegas y mapuches mas antiguas. A las ninfas, Homero las hace hijas de Zeus (Júpiter entre los romanos). se considera que habitan tanto en la tierra plana como en los bosques, cima de las montañas, praderas, selvas y , particularmente, en remansos de ríos o cascadas.
En algún lugar del Río Cato, donde antes reinó un magnifico bosquecillo de Canelos y Laureles, "En una parte alejada del camino", sale las "Tardes de los Jueves" (Nótese que el jueves el "día de Júpiter") una niña muy hermosa "Que tiene los cabellos de oro y canta con muy linda voz".quien experimenta esta visión ,y no posee la sabiduría suficiente se pierde en sus propios sentidos e instintos, incapaces de hacerla venir a servir como aliada de su propia voluntad trascendente : "Algunas personas, atraídas por el canto, se internan en la montaña en donde esta la sirena y no vuelven más. No se sabe lo que les sucede ... " (Recopilación hecha por Oreste Plath, en "GEOGRAFÍA DEL MITO Y LA LEYENDA CHILENOS", Edit. Nascimiento, 1973. Santiago,p.225.

El Toro de Nahueltoro

Nahueltoro, comarca ribereña del Río Ñuble, en el limite noroeste de Coihueco, debe su nombre a la presencia mítica de un antiguo animal de la fábula Pehuenche:"El puma-Toro con cuernos formidables de oro"(Del mapuche "Nawel", puma o león chileno y "Toro", semental vacuno"). Mas de un cacique creyó encarnar la fuerza y potencia guerrera de estos dos animales y se adjudicó los nombres reuniéndolos en uno. Así. Existen referencias de un jefe indio llamado Nahueltoro cuyos dominios coinciden con dicho paraje.

Probablemente cuando las tribus Pehuenches sufrían una irreversible derrota como etnia y forma aborigen de cultura, se levanta en medio del pueblo el último y postrer mito : Algún día descenderá por el cerro (Hoy conocido por la misma voz homónima) un Nahueltoro con brillantes cuernos de oro a destruir la impureza del poder Winka (Designación para los españoles y chilenos usurpadores de la tierra), es decir, a definitivamente hacer señorear el brillo de la luz en medio de las tinieblas extranjeras. Porque, en la arcaica mitología araucana, el felino aparece asociado a la celeste luz del astro rey, algo así como "el brillo de un sol nocturno" ("NATURALEZA Y TRASCENDENCIA DEL FELINO EN LA CULTURA MAPUCHE", ensayo inédito de una investigación realizada por el autor. Y no olvidemos que el titulo mas preciado de los grandes jefes guerreros de la araucanía era el de "Toro", verdadero símbolo de la potencia y arrojo viril. también los cuernos representaron la señal de un poder oculto. Así por ejemplo, el Camahueto Williche, animal vacuno, de virtud y fuerza cósmica, encierra dicha potencia "en sus cuernecillos, que chispean como oro, y cuyas raspaduras son de efecto prodigioso "(En MITOS Y SUPERSTICIONES", J. Vicuña Cifuentes, 1947, 3ra.Ed.p.40.

Incluso, hasta no hace muchos años atrás, en la popular "Botica del Peumo ", en Coihueco, los lugareños pedían "Uña de la gran bestia y raspadura del unicornio", indistintamente , para las diarreas o para "Hacer sahumerios los días viernes". Dicha "Uña de bestia" no era otra cosa que raspadura de los cachos de un toro joven.
Por todos los anteriores antecedentes, tenemos que ver en el mito de Nahueltoro, conexiones evidentes al del Camahueto Williche y chilote y por supuesto con el unicornio europeo. Dicho sea de paso, varias versiones del Camahueto lo distinguen con un solo cacho semejante al del famoso caballo con el cuerno único en la frete. Tendríamos entonces , que encontrar al unicornio Coihuecano, es decir , el día que baje del cerro el toro de Nahueltoro, significara la plena posesión de un poder o de un saber todavía hoy desconocido que abrirá las puertas de todo cuanto se creía imposible porque no otra cosa se podría significar el noble brillo del oro.
   
   
 
   
   
     
   
© 2004 comunacoihueco • Todos los derechos reservados  
   
 
 
 

© 2004 Romel Navero (9-6925067)• Todos los derechos reservados