Make your own free website on Tripod.com
www.comunacoihueco • Edición del día
  MENÚ
 
NUESTRA CUIDAD (Solo Místicos)  
  Página Principal
   
 
   
 
   
 
   
 
   
 
   
   
   
   
   
   
   
   

 

Piedras Misteriosas

PIEDRAS MISTERIOSAS Y ENCANTADAS
1. LA GRAN PIEDRA Y CUEVA DE LOS QUEÑES

Los Queñes es un gran fundo forestal al oriente montañoso del pueblo de Coihueco.
Allí se ubican dos extrañas formaciones rocosas a las que le atribuyen misteriosas cualidades y ciertas historias. Desde un pasado muy remoto, esas piedras ejercen fascinación constante en los habitantes de la comarca, y se desconoce su verdadera naturaleza. Desde muy antiguo se piensa que no son cualquier piedra y que poseen misterio y encanto.El primer sitio está ubicado próximo de la actual escuela de Los Queñes. Corresponde a un lugar denominado "Las Placillas" o "Peñasquinos". Según información recopilada por el fotógrafo e investigador del perfil gráfico coihuecano GABRIEL BAEZA, dicho sitio poseería —según testimonios de la gente del lugar- un carácter de "cancha de llegada de personajes que vienen de arriba", algo así "como esos llamados Ovnis". Porque se trata en verdad de una amplia explanada pétrea, de unos 500 mts., una suerte de "pista de aterrizaje", rodeada de otras extrañas esculturas. Podríamos suponer, ante ciertos indicios, la presencia de algún antiguo lugar ceremonial indígena para ritos solares o ligados a la tierra o cósmico. Evidentemente, no se disponen de mayores fundamentos para reforzar la hipótesis anterior o para formular otra. Con todo, los lugareños guardan reverencial respeto al sitio y no suelen acercarse muy a menudo.

A unos cinco kilómetros hacia la Montaña, adentrando el cordón cordillerano, a partir del mismo sitio de "Los Peñasquinos", el mismo BAEZA nos dió cuenta de otro sitio mágico muy popular entre los campesinos montañeses. Hablan de upa cueva (visible en un requerió) habitada por "gente encantada". Sus extraños ocupantes, en algunas ocasiones dejan ropa afuera adrede o se les queda tirada inadvertidamente. "Esa Cueva —afirman- tiene invisibles puertas que nadie sabe cómo se abren ni a quien se abren". Más de alguien se ha atrevido a ir a desafiar a los espíritus encantados que viven dentro. Y lo han hecho un Viernes Santo, a las tres de la tarde, como lo prescribiría el ritual secreto. Afirman que una vez salió el ánima de un fraile vestido con su característico hábito, el cual tapaba un rostro obscuro e inescrutable. Nunca más se han atrevido.

2. LA PIEDRA "PEZUÑAS DEL DIABLO" EN MIRAFLORES

 

En Miraflores, al interior del predio del hacendado MANUEL SANDOVAL JARA, informante de 92 años, es conocida y famosa la piedra que allí llaman "Pezuñas de las patas del Diablo". Se trata de una gran piedra, solitaria en un potrero, que posee curiosas hendiduras en las que se podría reconocer la forma de huellas animales: equinas y caprinas. El anciano nos relató que a él le habían contado en su niñez, que una vez el "Diablo usó la piedra para subir y desaparecer en las nubes negras de la noche y dejó 'patentitas' las pezuñas de su bestia". La gente antigua del lugar comparte esta "conta'h" agregando que por allí subía la bestia de un oscuro hombre alto que vestía de negro.

El primer plano de la fotografía muestra las hendiduras de las postuladas "pezuñas de la Bestia del Malo". La roca escondería un gran tesoro, custodiado por un guardián que se manifiesta en forma de luz fatua.

Otro elemento que refuerza el carácter sobrenatural de la piedra de Miraflores, es el hecho que en algunas noches la rodea una luz movediza, al modo como las "luces malas" del anchimallén o cherrufe mapuche."Eso indica que ahí hay un "entierro", un tesoro, pero naiden se ha atrevido a cavar. Para hacer eso hay que tener harta pana". Afirman que la mentada es "esquiva y celosa".

 

3. LAS PIEDRAS - MESAS DE LA "LAGUNA ENCANTADA"

Por referencias de "baqueanos" o expertos huelleros que llevan animales a las "veranadas", en los altos picachos que se enfrentan al remontar el origen del río Niblinto, se ubicaría una fabulosa laguna llamada "fillkudiñ"; es decir, "placenta de todo, placenta del mundo", en mapudungún o mapuche. La rodearían unas extrañas piedras gigantescas " como mesas con gente" de donde colgarían las más brillantes chaquiras. Pareciera que dichas formaciones rocosas tienen grabados petroglifos, atendiendo al dato que "tienen pintadas y escritas letras en hebreu y hartos dibujos". Para llegar al complejo de piedras sagradas que bordean la Laguna, requiere que el audaz visitante previamente haya pedido "permiso" a una roca guardiana, enhiesta y saliente de una alta cima. Si no se observaran estas prescripciones, se corre el serio riesgo de despeñarse o ahogarse en la laguna.

 

    Comuna de Coihueco
     

   
   
 
   
   
   
   
© 2004 comunacoihueco • Todos los derechos reservados  
   
 
 
 

© 2004 Romel Navero (9-6925067)• Todos los derechos reservados